En GZERO Summit Latam, nuestro CEO, Pablo Sprenger, destacó la sostenibilidad como un elemento central de la estrategia de SURA Investment Management

En GZERO Summit Latam, nuestro CEO, Pablo Sprenger, destacó la sostenibilidad como un elemento central de la estrategia de SURA Investment Management
  • Las inversiones ESG no son un asset class, sino una filosofía de inversión. Hemos empezado el camino para incorporar estos parámetros como estrategia transversal con el compromiso de avanzar cada vez más en esta línea.
  • Más allá de desinvertir, es integrar el mundo corporativo e industrial con el cambio y la transformación. Es entender y dirigir con objetivos claros a las empresas para que, desde adentro, inicien una transición hacia la sostenibilidad.

 

La sostenibilidad es un elemento central de nuestra estrategia de negocio. Entendemos, de cara a la gestión de activos e inversiones que realizamos, la necesidad de involucrar factores no financieros en la toma de decisiones, comúnmente llamados ESG (Environment, social and governance). En este sentido, buscamos que nuestro proceso de inversión se fortalezca con información más robusta y amplia, tomando más variables cualitativas en nuestros análisis a fin de considerar e identificar potenciales riesgos y oportunidades en los sectores a invertir. De esta manera, propendemos por el desarrollo social y protección ambiental de la región, así como por construir relaciones basadas en el cuidado, beneficio mutuo y confianza entre las partes.

Celebramos, en este sentido, el fuerte apetito que dichas inversiones han traído. Cada vez son más los clientes institucionales y Asset Managers que se nos han sumado en el entendimiento y aceptación de esta transformación, valorando iniciativas como ser signatarios PRI y desarrollar alianzas estratégicas para generar un progreso en nuevos productos financieros innovadores, tales como bonos verdes, bonos de transición, préstamos vinculados a proyectos de sostenibilidad, entre otros. En esto, hemos multiplicado por tres los posicionamientos allí desde 2018, proyectando a futuro aumentar dicho número.

Como compañía, queremos seguir contribuyendo al cambio en nuestras economías. Fomentar, en el contexto actual, un cambio hacia modelos limpios y sostenibles que generen una “recuperación verde”, la cual se encargue de educar y transformar desde adentro las organizaciones y no excluirlas del proceso. Pese a que somos conscientes de que en América Latina nuestras economías siguen dependiendo de los sectores de extracción de recursos, podemos implementar en las empresas un proceso de mitigación del impacto para ser evaluados con objetivos claros y estandarizados, de la mano de un plan de transición puntual.

Este es un proceso que ya iniciamos, donde definimos las inversiones ESG como la mezcla ideal de las inversiones potenciales, en vista de que alimenta nuestra estrategia corporativa, buena gobernanza y relacionamiento con los diferentes grupos de interés. Así, alcanzamos los objetivos financieros de la mano de un desarrollo integral de la región.