Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Investment Management

Encuentra análisis, opiniones y proyecciones sobre lo que está pasando en el mundo de las inversiones.

Publicado el 22 de julio 2022

Contrastes en el crecimiento económico de China y Estados Unidos para el 2Q 2022

China y Estados Unidos

En medio de las presiones inflacionarias a nivel global y el impacto de la guerra en Ucrania, las expectativas de crecimiento se han ido recortando para finales de este año, acrecentándose inclusive los temores de una recesión global o en las principales economías.

Escucha nuestro episodio: Perspectivas de mercado 2022

Ante este contexto, el Banco Mundial en su estimación más reciente, rebajó del 4.1% al 2.9% la proyección del repunte del PIB para la economía global, mientras que El Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló que la economía mundial se ralentizará, del 6.1% al cierre de 2021 al 3.6% para finales del 2022.

Así, las elevadas inflaciones que están repuntando en las diferentes regiones, más que corresponder al impulso en el consumo y la inversión que dejaron los paquetes de ayudas durante la pandemia, están respondiendo a una escasez de materias primas que poco podrá solucionarse con las políticas monetarias contractivas que se vienen implementando, en la gran mayoría de las regiones, especialmente en Estados Unidos con mayor agresividad.

En contraste, China enfrentándose a un rebrote de Covid, ha implementado de nuevo el cierre de sus principales ciudades durante los últimos meses, por lo que las expectativas de una política fiscal y monetaria expansiva se hacen mayores, a diferencia del resto del mundo, más aún cuando la meta de crecimiento se ubica en un lejano 5.5% para el cierre del año.

Si revisamos las dos principales economías del mundo, Estados Unidos y China, en SURA Invesment Management estamos viendo oportunidades entre la disparidad de los dos momentos de ambos países, que, aunque se han visto afectados por factores globales comunes, se encuentran en contextos diferentes frente a los temores de una recesión y por lo tanto con manejos diferentes para finales de este año, en cuanto a sus políticas fiscales y monetarias.

Escucha nuestro podcast : Contrastes en la economía a nivel global

  • China

El PIB cayó un 2,6% en el segundo trimestre respecto del anterior, frente a las expectativas del mercado de un descenso del 2%. Al mismo tiempo tuvo un crecimiento menor al esperado por el mercado del 0.4% en comparación con el segundo trimestre del año anterior, teniendo en cuenta que las expectativas estaban en un crecimiento del 1.2% para junio.

Sin embargo, a pesar de los datos a la baja del mes de junio, las ventas minoristas en China se han incrementado un 3.1%, respecto al mismo mes del año pasado, lo que indica que el impacto de los lockdowns ha bajado, teniendo en cuenta que se hacen de manera sectorial y que el 25% del comercio se hace on-line.

En medio de este contexto, el Gobierno Chino ha propuesto, para los seis meses siguientes del 2022 y con el propósito de lograr su crecimiento objetivo, un paquete de estímulos que incluyen una política monetaria expansiva, estabilizar la cadena de suministro y producción y una política de estímulos fiscales.

Mantener el crecimiento deseable del crédito es un objetivo importante para el Banco Popular de China (PBOC), por lo que podría haber otro recorte del 0,10% en los tipos de interés oficiales. Sin embargo, el margen de maniobra de la política de flexibilización agresiva es reducido en medio de un contexto de inflación al alza, una fuerte depreciación del RMB y una amenaza de fuga de capitales en la medida en la que la Reserva Federal de Estados Unidos continúe con la subida de sus tasas.

China tiene el desafío de aplicar una política monetaria prudente que permita crear un entorno económico y financiero sólido, y que  a su vez impulse el crecimiento en los próximos meses.

  • Estados Unidos

La inflación en Estados Unidos ha marcado récords en este segundo trimestre, en junio por ejemplo el costo de vida anualizado subió al 9.1%, un valor no visto desde hace más de 20 años y que superó las expectativas del mercado que estaban en un 8.8%, mientras que en China el IPC aumentó hasta 2.5% en el mes de junio, cuatro décimas por encima del mes anterior, mientras que la inflación acumulada es del 1.7% en el 2022, dejando espacio para políticas expansivas que estimulen el crecimiento en mayor medida que en Estados Unidos.

Frente a esta tendencia alcista de la inflación, la Reserva Federal ha aumentado las tasas de política monetaria en 150 pbs y es posible que en los siguientes seis meses continúe una postura más restrictiva para frenar las presiones inflacionarias.

En medio de esto, los temores de recesión se siguen acrecentando, teniendo en cuenta que el Producto Interno Bruto tuvo un descenso de 0.4% en el primer trimestre de 2022 en comparación con los tres meses anteriores y una contracción de 1.6% respecto al primer trimestre del 2021.

  • ¿Qué oportunidades vemos en estas dos economías desde nuestra estrategia?

Mientras China pasó por un periodo contractivo durante estos primeros seis meses, se espera que para el semestre siguiente los estímulos del Gobierno permitan un desempeño favorable.

Así, en SURA Investment Management vemos en Asia Emergente una oportunidad de entrada, teniendo en cuenta sus profundas depreciaciones, mientras que Estados Unidos nos neutralizamos en activos de riesgo, dado que las expectativas de las utilidades de las compañías deberían alinearse al mercado y empezar a bajar.

También te puede interesar conocer nuestra estrategia completa en nuestro Informe OHV del mes de julio.

Sin embargo, vemos en Estados Unidos un mercado que en caso de entrar en una recesión técnica, tendría muchos mecanismos para sortear la desaceleración, por lo cual será clave la selectividad para tomar las oportunidades.

Finalmente, vemos en la renta fija, en medio de un escenario recesivo, una opción de refugio ya que son activos que podrían tener un buen desempeño en la parta media de la curva, teniendo en cuenta que el mercado ya ha incorporado los riesgos en las tasas actuales.

Síguenos en Spotify